Hoy no escribo de Social Media

Benvolgut en directo. Guillem, rodeado de silencio, con las manos detrás de la espalda y aura Gallagher, arrancó…

Era la semana cultural catalana por Sant Jordi. Disfruté como hacía tiempo en el concierto de Manel, que desgarró sus clásicos mientras pedía al público que bailara raro, que experimentara pasos de baile que nunca antes había bailado. Yo me limité a aplaudir y gozar de mi alrededor. El único pero: me hubiera gustado ver a un Guillem Gisbert con ukelele. Gocé por fin de un Benvolgut. Al día siguiente moría Tito Vilanova.

Sigue leyendo

Anuncios