Juan Soler, Twitter y la sátira

Ni el guión más estrambótico y absurdo de los hermanos Zucker superaría la realidad del Valencia Club de Fútbol, ese club que tirita en pleno proceso de venta y cuya historia reciente se escribe bajo el nombre de personajes propios de films como Agárralo como puedas o Aterriza como Puedas.

El último esperpento valencianista dio la vuelta al mundo en 80 segundos: un expresidente de la entidad, Juan Soler, se enfundó el traje de Leslie Nielsen y contrató a un sicario para secuestrar a Vicente Soriano, otro expresidente que le debía mucho dinero. La policía detuvo al sicario, éste cantó, Juan Soler imputado. Buen guión, sin fisuras. El resto es Twittstoria.

De Valle-Inclán al Valencia

¡Mal Polonia recibe a un extranjero!, exclamaba el bohemio, mísero-ciego escritor Max Estrella al entrar en la tienda de Zaratustra. Y rememorando Luces de Bohemia, el Valencia se ha proclamado a la fuerza heredero de Valle-Inclán, eso sí, con menos Luces, prolongando su figura en la historia como aquella barba prolongaba el rostro del dramaturgo.

Y gracias a Twitter el sin sentido de la noticia se llevó a la máxima y necesaria expresión, fue la chispa para detonar el polvorín diario de Twitter, que pocos días antes explosionaba con Esperanza Aguirre, #aguirrealafuga & #pelisconespe.

Twitter, ávido de personajes con la capacidad innata de dar la campanada, nos deleita con todo un mosaico de agudeza y humor que nos hace pasar un buen rato. Con Juan Soler, el impacto no llegó a ser, evidentemente, tan potente, al tratarse de un personaje de ámbito regional, pero también dio para mucho.

Por supuesto, en un buen guión de humor en Twitter no podía faltar un #hashtag, que se convirtió inevitablemente en tendencia, no sólo en Valencia, también en España.

Y @chechechenet, un medio satírico imprescindible para cualquier aficionado del Valencia CF, a la vanguardia…

El papel de Twitter

Esta entrada no es más que un pequeño homenaje a las mentes brillantes que gracias a Twitter pueden difundir su astucia. Esta red social se ha convertido en altavoz de esas personas (algunas con mucho tiempo libre) a los que ahora sus comentarios ingeniosos no se quedarán en un simple eco en la sala de estar. Antaño, los mejores comentarios se nos ocurrían cuando no había nadie alrededor para escucharlos. Al igual que el árbol que cae en el bosque y no hay nadie para escucharlo, el comentario sagaz se quedaba en un simple silencio. Ahora Twitter está ahí para, en unos cuantos caracteres, contar cómo cae el tronco. 

Twitter es una potentísima herramienta de humor y con personajes del calibre de Juan Soler o Esperanza Aguirre (en este país hay muchos) todo es mucho más fácil. La sátira al servicio de esta red social, y viceversa. Un buen twitt, con el timing y el gusto apropiado para la ocasión, nos alegra el día. Gracias Twitter.

P.D. Cual carta dejo una posdata, principalmente para aquellos que no estén familiarizados con la obra de los Hermanos Zucker, e invito a encontrar siete diferencias entre estos homenajes a lo absurdo y el día a día del Valencia CF.

Anuncios

7 pensamientos en “Juan Soler, Twitter y la sátira

  1. Muy buena la entrada, con sátira y bien reflejado el esperpento de las noticias que nos asaltan. Suscribo lo que dices, twitter agudiza el ingenio de todos los que hacen montajes y chistes casi a tiempo real. Y es verdad que verlo te alegra un poco el día y te aleja del pensamiento de incredulidad e indignación sobre “en qué país vivimos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s